Casa Rocamora | Fundación
323
page,page-id-323,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-3.8.1,,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
casa-rocamora-barcelona-fachada-header
La Fundación Rocamora

La fundación es una entidad sin ánimo de lucro, creada en 1976 por Don Antonio Rocamora Pellicer, Marqués de Villamizar, a partir del legado de la colección de arte de su tío abuelo Manuel Rocamora Vidal. Está ubicada en la Casa Rocamora, residencia habitual de Manuel Rocamora desde 1935, un palacete isabelino de la calle Ballester en el barrio del Putxet de Barcelona.

 

La fundación alberga un patrimonio artístico variado, formado por más de veinte colecciones, entre las que destaca la cerámica de Alcora, dibujo, pintura, escultura y mobiliario de entre los siglos XVIII y XX mayoritariamente. Destacando especialmente, una sala donde se exhibe de forma permanente obra del pintor Ramón Casas. También se encuentran piezas tan singulares como la maqueta original en bronce del monumento a Cristóbal Colón de Barcelona, o el móvil de “Els Quatre Gats” realizado por Picasso para la taberna modernista por excelencia del mismo nombre. La biblioteca se compone de cinco mil volúmenes que versan sobre materias tales como literatura, arte, música e historia. Distribuido entre las diferentes estancias descubrimos curiosas colecciones de reclamos publicitarios, mascarones de proa, naipes y autómatas.

 

La Casa Rocamora ha sido objeto de una profunda rehabilitación, gracias a la cual ha recuperado su esplendor original. En medio de la ciudad de Barcelona, la fundación dispone de 600 m² de exposición. El jardín de la casa es un agradable rincón romántico con altas palmeras y un estanque central, un oasis de paz al lado de la Ronda General Mitre.

Patronato

Presidente
Eduardo Rocamora Trías

Secretario

Antonio Rocamora Trías

Vocales
Andrés Blay Blanc
Tatiana Rocamora Trías
María del Carmen Trías Blay

Valores

La misión de la Fundación Rocamora es conservar y divulgar su patrimonio cultural. La fundación pretende establecer diferentes vínculos y facilitar distintas aproximaciones de la sociedad con el arte, impulsando programas culturales, artísticos y sociales a través de la colaboración con otras entidades.

 

El rico patrimonio del que se hace cargo la fundación acoge muy distintas colecciones que permiten una aproximación hacia el arte catalán de los últimos tres siglos. En este sentido, la fundación tiene como uno de sus valores principales el aprendizaje. Constantemente se investigan y documentan piezas. El conocimiento de la fundación se traslada al visitante, con quienes se abre una amplia diversidad de diálogos.

 

La colección también recoge un amplio legado de piezas procedentes de muy distintos lugares. La Fundación Rocamora se direcciona hacia la creación de discursos que interrelacionen la realidad cultural de la sociedad catalana hacia el mundo, en los siglos XVIII, XIX y XX, mayoritariamente. Al mismo tiempo que, con mirada introspectiva, facilita el acceso hacia el análisis de la sociedad catalana del momento. El fundamento de la Fundación Rocamora es establecer nuevas vías de acceso al arte. También abre sus puertas para facilitar consultas a su biblioteca y organizar visitas guiadas a la colección.

 

Promoviendo acuerdos de cooperación, la Fundación Rocamora asume el papel de dinamizadora dentro del ámbito artístico. Creando líneas de diálogo, trabaja junto con otras entidades de reconocido prestigio cediendo obras de arte.

Colaboraciones